Guitarra, lectura y escritura creativa: sueño hecho realidad en dos veredas de El Retiro

Guitarra, lectura y escritura creativa: sueño hecho realidad en dos veredas de El Retiro

Por: Luz Mirella Bedoya Bedoya

proyecto_retiro_1La Corporación Laboratorio del Espíritu le apuesta a los nuevos proyectos de guitarra, lectura y escritura creativa en las veredas de Pantalio y Nazareth del municipio de El Retiro, con el fin de afianzar redes de colaboración entre la entidad y la comunidad.

La Corporación Laboratorio del Espíritu quiere abrir sus talleres en más veredas del municipio de El Retiro, para afianzar lazos de oportunidad en las comunidades. Con 80 niños y jóvenes de las veredas Pantalio y Nazareth del municipio se lanzó este proyecto en enseñanza de guitarra, lectura y escritura creativa. “Se están gestionando recursos para tener un apoyo financiero estable y poder brindar una alta calidad en nuestros talleres”, expresa la directora de la fundación, Gloria Bermúdez Bermúdez.

Para este proyecto los niños y jóvenes se muestran muy contentos porque “nos enseñan a tocar con los dedos a mover las manos y agilizar”, dice Santiago Bedoya Bedoya, un niño del grado 4º de la Institución Educativa Rural Gabriel Vallejo Ángel de la vereda Pantalio.

Para la fundación es importante poder contar con otras instituciones involucradas en este proceso: resaltar el mundo rural en todas las dimensiones y explorar entre los dos sentires y actos que beneficien al ser humano.

Cómo surge el proyecto

La idea del proyecto surgió una vez que estas dos instituciones fueron a la biblioteca a recibir un taller sobre lectura y escritura. Este mismo día los profesores Martin Realpe González, Dora Patricia Montoya Osorio, los directores Gloria Bermúdez Bermúdez y Javier Naranjo Moreno entablaron una conversación sobre los nuevos apoyos que podían tener en sus establecimientos. Dora Patricia Montoya Osorio, profesora de la Vereda Nazareth, les comentó cómo se puede tener acompañamiento por parte de algunos talleristas de la Corporación, además “nos cumple un sueño que hace rato tenía como idea” aseguró Martin Realpe González profesor de la vereda Pantalio. La idea, después de algunos meses, se realizó y actualmente se está ejecutando hace ya dos semanas en estas dos veredas.

“Estos proyectos les demuestran a muchas personas que sí vale la pena trabajar por las comunidades, así sean apartadas” afirmó Dora Patricia Montoya, docente de la Institución Nazareth, pues esta vereda queda en una de las zonas más lejanas del casco urbano.

Para las dos veredas se donaron 10 guitarras. Expresaban algunos niños que las guitarras no las habían llegado a coger o que solo las habían visto de lejos. Poder brindar conocimientos en las áreas que más les gustan y cumplir sueños.

Retos de la fundación, profesores, instituciones y estudiantes

Sebastián García Gallego asegura “para este resto de año quiero enseñarle a leer a una niña de la vereda Pantalio. Es un desafío que me propuse cuando empecé”.

Brindarle amor a la lectura y que sienta que puede ser una de las herramientas más importantes con las que cuenta el ser humano. Además de eso, se les hará préstamos de libros para la casas cada quince días en las dos instituciones, donde ellos mismos puedan explorar mundos imaginarios y reales que les despierte la imaginación.

El reto más grande que tiene la fundación y las dos comunidades es que estos niños puedan aprender mucho sobre la guitarra, lectura y escritura. “Poderle llegar a la gente por medio de la música” aseguró Santiago Rendón Echeverri, profesor de guitarra. “Lo tomo como uno de sus desafío; además, la respuesta de las personas a este proyecto son muchas y se les muestra muy entusiasmados por aprender mucho y ser grandes en este instrumento”, complementa el docente. “Salir adelante y aprender mucho de la música; además, la guitarra es un instrumento muy importante para toda la música y tiene un sentimiento muy triste”, dice Yesica Tatiana Echeverry Román, estudiante del grado 10º de la Institución Nazareth.

Reseña sobre la fundación

La Corporación Laboratorio del Espíritu es una organización que se ubica en la vereda Pantanillo, a seis kilómetros del municipio de El Retiro. Es una entidad sin ánimo de lucro donde prima reconocer, valorar y fortalecer el mundo rural y las capacidades para construir un proyecto de vida con dignidad y bienestar. Asimismo, este lugar es una escuela de artes y oficio enfocando las clases a ser autónomos. Los talleres son de origami, cerámica, tejido, sistemas, lectura, escritura creativa, guitarra y escuela de música en primera infancia. Esta Corporación atiende a diferente población entre niños jóvenes y adultos de diferentes partes del municipio.

Luz Mirella Bedoya Bedoya – Comunicación Social UCO – lestrella90@hotmail.com
(Artículo publicado en www.mioriente.com)