Nunca es tarde para aprender a leer y escribir

Nunca es tarde para aprender a leer y escribir

thumb
Angela María Rojas, de 52 años, quiso aprender a leer cuando recibió el primer número de Monteadentro. Desde entonces, todos los martes, se desplaza desde La Ceja hasta la biblioteca del Laboratorio donde nuestra tallerista María Inés Rojas le enseña el mundo de las letras. La primera palabra que leyó fue "día", en el Monteadentro de marzo. "Hoy, ya puedo leer 'junio' y el nombre del periódico, El gallo de Juan Luis Gonzaga, Muñeca, porqué lo llaman así, etc. Estoy aprendiendo a leer y cada vez que entiendo una nueva palabra mi corazón llora de emoción, esto es vida" Las fotografías que ven aquí son una muestra de sus avances. En el Monteadentro de marzo leyó sólo una palabra. El de junio está casi todo subrayado. ¿Y qué tal lafirma? ¿Y la caligrafía?